NOTICIAS ANDURIÑA

Novedades educativas de la escuela

Mes de abril … cuentos, historias, poemas … sin fin. Día del libro

26/04/2015

     Sí,sí… como todos los años hemos celebrado  durante el mes de abril,y culminado ,el jueves 23,en nuestro cole,  el Día del libro, con diversas actividades, para animar y motivar a nuestros alumnos  y concienciarlos de la necesidad de LEER para poder así  conocer, comprender , reflexionar ,imaginar, aprender…

    Desde aquí damos las gracias… a todas esas familias que este año  han participado en esta tarea; también  mencionar a todos los alumnos y profesores que gracias a sus esfuerzos en los clubes hemos conseguido un día realmente especial…

LOS TRES CERDITOS

 Había una vez tres cerditos,                                   

 rechonchos y pequeñitos.

Se construyeron tres cabañas,

muy limpias y sin arañas.
                                                                                     

El pequeño se la hizo de paja,

 no muy grande, pero muy maja.
                                                    

La segunda era de madera,

a unos metros en la pradera.                                       

 

La tercera la hizo un albañil,

coqueta, muy mona y de color añil.

 

 Los tres cerditos de enemigo al lobo tenían,

que su familia,como él,carne comían.

 

 Un día el lobo se los encontró,                                  

y al cerdito pequeño la casa de paja le sopló.

- ``Soplaré y soplaré y tu casa derribaré ´´ .         

- ``Ven, que en mi casa te esconderé ´´ .

 

Los dos cerditos se escondieron en la casa de madera

y el lobo intentó otra vez la `` sopladera ´´ .

La casa de madera con el soplo cayó

y el cerdito mayor a su casa los llamó.

 

El lobo a la casa de ladrillo quiso soplar

y, ni haciendo mucha fuerza la casa  consiguió derribar.

 

 El lobo tuvo otra idea,

tirarse por la chimenea.

 

Los tres cerditos la intención vieron,y agua a hervir pusieron.

El lobo con el rabo salió escaldado

y a los cerditos para siempre les dejó de lado.                              

                                       Andrés 

 

El soldadito de plomo

 ¡Oh!, exclamó Toñín

 porque con sus sodaditos

 era feliz.

 

Veinticinco soldaditos,

 bien alienaditos,

 con sus trajecitos

 rojitos y azulitos.

 

 Había un soldadito,

 algo peculiar,

 al que le faltaba una piernita

 pero firme se podía quedar.

 

 Muy enamorado se quedó

  y de ver a la bailarina no paró.

 

 Un duende feo,

 de una caja salió,

 y de la ventana abajo

al soldadito tiró.

 

 Dos niños lo encontraron

  y para que se fuera navegando

  en un barco de papel lo metieron.

 

  Un pez se lo tragó,

   y la madre de Toñín

   a ese pez compró.

 

  El duende malo,

  al soldadito a las llamas empujó,

  y el viento a la dama tiró

  para que se fundieran en un     

  abrazo de amor.

 

 Y en las llamas de ellos

 una rosa y un corazón quedó.

                                                      Andrea 6º

 

 Amigos para siempre

   Érase una vez un patito muy feo que lo habían expulsado de su familia por ser distinto.
Un día, nadando por el río, se encontró una sirenita llamada Ariel. Al recuperarse del susto de ver a una sirena, el patito le contó su historia.

   Entonces, Ariel decidió ayudarlo. Emprendieron un largo viaje a través de bosques, praderas, ríos, desiertos, mares... A medida que fueron viajando, consiguieron reunir a: Caperucita, a los siete cabritillos, a Rapuncel, a Hansel y Gretel, a Blancanieves y al lobo, y entre todos formaron una gran familia. Colorín colorado este cuento se ha acabado.

                                                      Grupo de 5º (Lucía, Eva, Sabela, Andrea y Carla)

 

Pinocho y los tres cerditos

    Érase una vez, en verano, tres cerditos muy bonitos que querían construir sus casitas en el campo.

    Un día para construir sus casitas, el mayor fue a buscar ladrillos, mientras  los otros dos cerditos, el mediano y el pequeño, fueron a buscar a Geppetto para pedirle madera  paja,  le propusieron un intercambio. El cerdito mediano le dijo que si les daba paja y madera le hacían un muñeco con la madera que les sobrase.

    Entonces fueron a hacer sus casitas. Y cuando acabaron de hacerlas el pequeño fue a casa del mediano, a hacer el muñeco ,al que llamaron “Pinocho”. Cuando lo terminaron, se pusieron a dormir. Al día siguiente a Pinocho lo encontraron vivo. Se lo dieron a Geppetto, para que fuese feliz .

Colorín colorado este cuento se ha acabado.

                      Trabajo en grupo  de 4º E.P. (Lucía S., Aarón A., Aarón S. , Marcos R. y Nuno)